La moda como un aliado Feminista


    Una de las virtudes de la moda es que, gracias a ella podemos expresar nuestras opiniones e ideologías con las que estemos de acuerdo o no.

    Sin saberlo, la moda ha sido parte de la revolución femenina, es una industria que se ha convertido en un apoyo en movimientos, protestas y que ha logrado romper con muchas reglas sociales.

    Han sido muchos los momentos en los que la moda ha marcado un antes y después en la historia logrando crear momentos importantes para la liberación de la mujer.

    Como ocurrió en el siglo XIX, en la crisis de la segunda guerra mundial mientras los hombres estaban en la guerra las mujeres ocuparon su lugar de trabajo dentro de fábricas, minas, etc, las mujeres utilizaban la ropa de sus esposos para así ahorrar dinero. Pero fue hasta 1960 que se comenzaron a comercializar los pantalones para mujeres. También en 1946 Louis Reard diseñó el bikini, una prenda que dio mucho de que hablar puesto que exponía mucho el cuerpo de la mujer - sabiendo que utilizábamos unos trajes de tela pesada y que cubría todo el cuerpo-. En medio de la revolución sexual, el bikini fue la bandera perfecta para la revolución femenina.

    En 1960 Mary Quant o André Courréges subieron el dobladillo de las faldas por arriba de la rodilla, re inventando así a la falda y creando la mini falda. Una prenda que en ésa época puso en discusión temas que seguimos escuchando hoy en día "provoca a los hombres" y que por otro lado fue descrita como una pieza "divertida, juvenil y sexy". La mini falda se unió a la revolución sexual femenina logrando liberar nuestras piernas. En 1966 Yves Saint Lauren marcó un antes y después en la historia de la moda creando el icónico "Le Smoking", un traje tipo sastre creado para la mujer de la época que trabajaba. Y no fue hasta 1993 que fue legal que una mujer pudiera usar trajes.


    Hi, how are you

    © 2016  Baltan Magazine

    Desarrollado por Violeta Torres

    Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de baltanmag.com sin un permiso explícito de la editorial.