Let's make a fashion revolution!


Let's make a fashion revolution!



Esta semana se conmemora la tragedia del derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladesh, en esta fábrica fallecieron 1113 costurerxs que trabajaban en condiciones inhumanas y con mucha mucha falta de seguridad.


A raíz de este acontecimiento nace el movimiento Fashion Revolution: who made my clothes?, que busca transformar a la industria de la moda en una más justa y transparente.


Este movimiento nace de la mano de Carry Somers - pionera de la moda sostenible en Reino Unido- y que de manera simultánea se lleva a cabo en aproximadamente 52 países entre ellos México.

"No queremos que solo sea un recuerdo de ese día, sino también el comienzo de un sistema de transparencia y sostenibilidad, que tenga un impacto tanto en las marcas como en el consumidor".


En un mundo donde el fast fashion convirtió a la moda en algo de "usar y tirar" y que cambia constantemente de manera que parece jamás parar, debemos detenernos un momento y pensar de qué manera estamos consumiendo moda y lo más importante ¿por qué la consumimos? y si en verdad la necesitamos. Si queremos ver cambios en la producción, debe haber cambios en el consumo.


Ser parte de la revolución de la moda es muy sencillo, puedes comenzar por informarte y pasar la voz tomándote una foto mostrando la etiqueta de tu ropa y haciendo la pregunta #WhoMadeMyClothes, comienza a revisar tu closet y hacer una limpia de la ropa que usas y la que no, así puedes crear un intercambio de prendas entre tus amigxs, familiares y conocidxs. Si ésto se te hace un poco tedioso puedes entrar a verde permuta, quienes hacen una curaduría divina de ropa usada y organizan un intercambio de prendas.


También puedes ir a los eventos que se organizan en distintas zonas de la ciudad que puedes revisar en la página de Fashion Revolution México.


Hi, how are you

© 2016  Baltan Magazine

Desarrollado por Violeta Torres

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de baltanmag.com sin un permiso explícito de la editorial.