El trueque como alternativa al consumo irresponsable.


¿Qué haces con la ropa que ya no usas? Puedes hacer una colecta y llevarla a algún albergue, organizar una venta de garaje, o incluso hacer uso de aplicaciones para subastar algunas prendas que vieron la luz sólo un par de veces. Sin embargo hay una tendencia que cada vez va tomando más fuerza y se está volviendo muy común, se trata de “El trueque”.

Seguramente es una palabra que ya habías escuchado y es que no es una novedad, esta práctica se efectuaba en la antigüedad como forma de pago a los trabajadores, sobre todo en el área agricultora. La necesidad de retomarla surge con la intención de reducir un poco el consumo irresponsable, y los efectos negativos que el fast fashion ha causado en el medio ambiente y las condiciones reprobables en las que tienen a sus trabajadores.

¿Hemos contribuido de manera inconsciente a que esto sucediera? Sí, ¿cómo?, la vez que compraste un vestido que te encantó y acabó arrumbado en tu closet o los zapatos que pediste por internet en la talla equivocada, y así un sinfín de escenarios. Es aquí donde entra el trueque en acción a salvar el día, alguien busca o necesita ese par de zapatos, entonces en lugar de pedir una cantidad que se acerque a la inversión que hiciste, puede ofrecerte algo a cambio por ellos. Para esta actividad se necesita llegar a acuerdos, negociar, puede ser una parte en efectivo y otra por alguna prenda u objeto de tu interés.

El límite no existe, puedes hacer intercambio por comida, servicios, productos, algún artículo para el hogar, etc, no necesariamente tienen que ser nuevas, en el caso de la ropa y zapatos pueden ser de segunda mano y aún tener vida útil. ¿Dónde truequear? En Facebook basta con poner en el navegador la palabra “trueque” para encontrar algunos grupos donde la gente comparte las prendas o cosas que quiere cambiar y lo que desea obtener por ellas, otra opcción que nos encanta es Verde Permuta. Pero en realidad es algo tan sencillo que incluso entre amistades se puede hacer, realizando una limpieza de closet para saber que prendas pueden tener más uso que solo estar colgadas en un gancho esperando esa “ocasión especial”.

Llevar a cabo esta práctica no soluciona del todo los problemas a los que la industria textil se enfrenta, pero si nos hace ser un poco más conscientes y nos encamina hacia una cultura de consumo responsable y comercio justo.

Hi, how are you

© 2016  Baltan Magazine

Desarrollado por Violeta Torres

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de baltanmag.com sin un permiso explícito de la editorial.