Límites sanos: Compararse no es opción






Límites sanos: Compararse no es opción

Por: Airi de Leandro


Estamos entrando a la “nueva normalidad” y en lo personal quise hacer una evaluación de ¿Qué es lo que aprendí o hice en este tiempo de contingencia?


Cuando hice la lista vi que la mayoría de cosas eran acciones hacer ejercicio, levantarme a una hora en específico, dormir a cierta hora, comer mejor. Estas acciones creo que eran un poco “superficiales” porque las hacía por rutina o por cumplir con alguien.

Siempre he pensado que no hay que hacer las cosas por quedar bien, porque no funcionan, tal vez en un periodo corto pero a la larga lo abandonamos.





Y después de darle muchas vueltas, encontré la respuesta en mí y llegué a la conclusión de que las cosas se deben hacer desde un sentimiento positivo y porque realmente estamos convencidos en hacer las cosas diferentes. Aquí hay un punto clave, en algún momento nos hemos sentido mal por no cumplir las expectativas pero ¿Quién dice que está bien o mal? Siempre es buen momento para decirle adiós a los estereotipos y que hagamos mil cosas para “encajar”.


Cuando vamos arreglando un aspecto de nuestra vida se van que desencadenando cosas positivas y poco a poco se va equilibrando nuestra vida. Y en algunas ocasiones es necesario consultar a un especialista para que nos pueda guiar en el camino.


Platicando con Marlene Valdez, Co Creadora de Reprogramación Total, nos comenta que Compararse no es una opción ni con los que van delante de nosotros ni con las personas que van detrás porque es un acto de completo egoísmo.


Se vale inspirarse en otras personas pero no querer ser o actuar como ellas, aquí cada quien debe brillar a su manera. Debemos alejarnos de las personas que nos hacen sentir incómodas o inseguras, aprender a decir no sin sentirnos culpables. Todo esto nos lleva a pensar que establecer límites es lo más sano que podemos hacer y en realidad sí, nadie debe estar donde no se sienta a gusto.




La terapeuta Marlene, nos dio una serie de recomendaciones para mejorar nuestra relación con nosotros mismos y así también poder cambiar nuestra relación con las personas que nos rodean.


  • Reconocer ¿Qué me duele? ¿Que siento? conectar con las emociones incómodas que nos alejan de la sensación de bienestar. No hay emociones ni buenas ni malas simplemente emociones que nos ayudan a formar nuestra personalidad.


  • Identificar las creencias que nos limitan y nos impide poner límites, por ejemplo: “Si digo que no, podrían rechazarme” “Si no acepto, van a pensar que soy mala persona” son cosas que a veces sólo están en nuestra cabeza, son suposiciones, lo ideal sería hablar con la persona y expresar tal cual nos sentimos, siempre siendo respetuosos para llegar a algún acuerdo.


  • Reconocerme personalmente ¿Quién soy? ¿Qué puedo mejorar en mí? ¿En que puedo trabajar para que mi entorno no me dañe? Estoy segura de lo que soy y por ello no me afecta lo que otros piensen de mi cuando pongo límites en favor de mi bienestar emocional.


También hay que tener en cuenta que no podemos controlar todo lo que va a pasar pero lo que sí podemos hacer es reaccionar de manera diferente ante las situaciones y elegir siempre nuestra paz mental.


Hi, how are you

© 2016  Baltan Magazine

Desarrollado por Violeta Torres

Queda estrictamente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de baltanmag.com sin un permiso explícito de la editorial.